23 noviembre, 2018
Ventanas de aluminio: Distintas opciones

Ventanas de aluminio: Distintas opciones

El aluminio es un material que se utiliza para la fabricación de ventanas y que gracias a sus ventajas se ha convertido en los últimos años en el material de fabricación más requerido por los especialistas y por el público en general. Una gran variedad que hace que se pueda escoger y personalizar la configuración de ventanas y puertas, eligiendo el tipo de aislamiento térmico y también acústico.

En Aluminios Villa Fontana son expertos en este tipo de cierres y trabajan con varios modelos que te vamos a mostrar.

Apertura Corredera

Es la solución ideal para dobles ventanas, espacios reducidos o cuando tenemos obstáculos que nos impiden abrirlas. Las hojas se deslizan por los carriles del marco en ambos sentidos, ocupando solo el plano en el que se mueven, por lo que no afecta a la decoración interior ni reduce la iluminación natural de la estancia.

Apertura practicable

Es la mejor opción cuando necesitamos el mayor aislamiento térmico y acústico. La apertura se realiza gracias a la unión entre marco y hojas por un sistema de bisagras, situadas generalmente en los laterales (eje vertical), permitiendo una apertura de 180º, lo que nos proporciona una perfecta ventilación de la estancia y facilita las labores de limpieza y mantenimiento de las mismas.

Apertura obscilobatiente

Es una de las aperturas más demandadas actualmente en nuestro país. Consiste en la combinación del sistema practicable (apertura lateral) y el abatible (apertura superior). Con un simple giro en la maneta cambiamos de una apertura a otra fácilmente, gracias a unos herrajes especiales. Resulta el complemento ideal para el sistema practicable, ya que obtenemos todas sus ventajas termo-acusticas, pero sin ocupar espacio.

Apertura abatible

Es el sistema más indicado para zonas que necesiten ventilación continua o para partes altas de cerramientos. Las hojas giran sobre un eje horizontal del inferior de la ventana, permitiendo una apertura superior o inferior limitada. Esta limitación la realizan uno o dos compases, que permiten la apertura limitada de aproximadamente de 30º, y otra de 180º liberando la hoja para facilitar su mantenimiento y limpieza.

Apertura elevable

Las correderas elevables están indicadas para cubrir grandes huecos. Obtienen una gran amplitud del espacio, por lo que en el caso de jardines o terrazas, el interior puede ser ampliado al exterior uniendo las 2 estancias. Las hojas se desplazan por los carriles del marco en ambos sentidos , gracias a la incorporación de herrajes elevables, estos hacen que las hojas se eleven del marco y nos permitan deslizarlas de forma suave y sin esfuerzo.

Apertura osciloparalela

Recomendada para cubrir grandes espacios gracias a su resistente herraje. Tiene 2 opciones de apertura, el oscilo batiente, y el deslizante. Un herraje especial situado en la hoja móvil desplaza a esta del marco y se desliza lateralmente por un carril especial. Al volver a su hueco para cerrarla, podemos posicionarla oscilo batiente. Esta combinación agrupa las cualidades más ventajosas del sistema practicable (mayor nivel de estanqueidad y aislamiento termo-acústico) y del sistema de corredera (al no ocupar espacio hacia el interior o exterior de la vivienda).

Apertura pegable

Es idóneo para porches o terrazas donde aleatoriamente queramos separar o unir el exterior y el interior de la vivienda, ya que nos permite una apertura casi total del espacio, hasta un 95%. Las hojas mediante un sistema especial de herrajes se pliegan en forma de librillo. Este sistema está fabricado con perfilería practicable, por lo que tenemos sus ventajas termo-acústicas, con la ventaja que podemos tener la máxima apertura sin que apenas invada el espacio interior de la estancia.

No todo es color de rosa en el aluminio, pero sí casi todo. El inconveniente quizás más destacado es que se trata de un metal, por lo que para lograr que sea aislante, se le debe incorporar lo que se llama “Rotura de puente térmico”. Si el aluminio no lleva este aislamiento, la ventana tendrá pérdidas de calor, y además se producirá la conocida condensación, efecto que genera humedad sobre la propia ventana, con los consiguientes problemas de humedad sobre las paredes. Pero por lo demás, no tiene que tener problema.

Ahora ya conoces un poco más sobre las ventanas de aluminio y sus diferentes opciones para cerrar una habitación. ¿Con cuál te quedas?