8 julio, 2020
Pizarra: un material de calidad para la construcción española

Pizarra: un material de calidad para la construcción española

Si una persona trata de mejorar en lo que tiene que ver con la comodidad de su vida, lo lógico es que trate de empezar con cuestiones que son básicas como lo son la consecución de un buen puesto de trabajo y hacer que su vivienda se ajuste lo máximo posible a sus necesidades. Los párrafos que siguen se refieren a la segunda de las cuestiones que hemos comentado. Y es que una vivienda que sea lo suficientemente cómoda para nosotros y nuestra familia es todo un lujo. En muchas ocasiones, conseguirla no es tan difícil como parece.

Para convertir en cómoda a una vivienda lo primero que tenemos que hacer es confiar en los mejores materiales. Y es probable que os sorprenda lo que os vamos a decir a continuación: el ladrillo, la piedra o el hormigón distan mucho de ser el material top en lo que a construcción se refiere. ¿Cuál es entonces ese material estrella? La respuesta no es otra que la pizarra, un material muy característico y que cada vez goza de más adeptos. Así nos lo han confirmado los profesionales de una entidad de la talla de Ardoises D’Espagne.

Si hay una capacidad que convierta la pizarra en un material ideal para la construcción por encima del resto, esa es su resistencia. La pizarra es un material fuerte y resiste perfectamente al agua. Esto la convierte en una verdadera inversión a largo plazo. Una inversión, a fin de cuentas, que sale rentable. Son muchas las personas que empiezan a confiar en la pizarra y es evidente que eso está haciendo que la información acerca de un asunto como este fluya cada vez más rápido. Si os fijáis, cada vez más casas se construyen con pizarra en sus tejados o en sus superficies.

España, una referencia mundial en pizarra 

En España, estamos de enhorabuena en lo que a pizarras se refiere. Según una noticia que fue publicada en la página web del diario ABC, nuestro país es el principal productor de pizarra del mundo. No ha sido siempre así. Tradicionalmente, países como los británicos han liderado la producción de pizarra mundial, pero hace años que otras naciones como Francia y España se han aprovechado de la escasez de recursos que viven ya los países de las islas para ponerse en cabeza en este ránking. En lo que respecta a nuestro país, podemos decir que seguiremos en lo más alto durante muchos años más.

El portal web Aexcid insistía, en una de sus noticias, en que España era una potencia mundial en todo lo que tenía que ver con la producción y exportación de pizarra. y es que este material es una de las principales fuentes de financiación españolas. Es una de las tantas cosas en las que ya somos una referencia en todo el globo y una de las actividades que resultan más eficaces, más eficientes y más rentables. La pizarra es, en definitiva, una constante fuente de alegrías de la que no nos podemos desprender.

Inversión en seguridad

Podríamos decir que hemos tenido suerte de que uno de los materiales más cotizados en lo que respecta a la construcción sea extraído en buena medida en el interior de nuestras fronteras. La pizarra es sinónimo de seguridad y si hay una tendencia en materia constructora es la de levantar edificios cada vez más seguros. La pizarra y su resistencia se han convertido, por lo tanto, en un objeto de deseo para muchas personas que ven en ella una manera de ganar en calidad de vida. Y es que no nos extraña en absoluto que así sea.

La construcción, como tantos y tantos sectores de producción, tiene que reinventarse para seguir siendo rentable y, en su caso, lo mejor es apostar por otro tipo de productos, otro tipo de materiales. Pero, como es evidente, no vale cualquier material. Tiene que ser uno que garantice resultados y calidad. Teniendo eso en cuenta, todos podremos deducir que la pizarra sale ganando. Y lo está haciendo por goleada, así que no es ninguna osadía pensar que, dentro de muy pocos, años la mayoría de las nuevas edificaciones serán de pizarra. por no hablar de que las rehabilitaciones de edificios ya existentes utilizarán también este tipo de material.

En otros países de Europa, el uso de pizarra en la construcción ha sido muy habitual. La utilidad que le han encontrado los países del norte de Europa para resistir ante la tremenda cantidad de nieve que se acumula en sus tejados es muy grande y es una de las razones por las que aumentó, en su día, la apuesta por este elemento. Y, además, resulta muy llamativo para el ojo humano. Desde luego, es algo que juega un papel interesante a la hora de hacer que la venta de este producto continúe al alza tanto aquí en España como más allá de nuestras fronteras.