14 enero, 2021
Los productos imprescindibles para tener tu casa como los chorros del oro

Los productos imprescindibles para tener tu casa como los chorros del oro

A todos nos gusta tener nuestra casa como los chorros del oro, que esté impoluta sin ningún rastro de suciedad. Pero a veces no se sabe por dónde empezar, especialmente los jóvenes que se independizan y en casa de sus padres tenían de todo para limpiar, pero cuando van a comprar los productos de limpieza al supermercado no saben para qué es cada uno o si son necesarios. Así que en este artículo hemos reunido las herramientas y productos imprescindibles para que tu casa esté limpia y reluciente.

· Herramientas y utensilios 

Si quieres tener tu casa impoluta necesitarás herramientas y utensilios para limpiar. Las herramientas básicas son escoba, recogedor, fregona, cubo, paños, bayetas, trapos y guantes de goma.  

· Escoba y recogedor

La escoba es el artículo de limpieza imprescindible, ya que es una herramienta básica y tradicional. La escoba es necesaria para eliminar la suciedad y polvo del suelo. Pero junto a la escoba necesitarás un recogedor para quitar de manera correcta la suciedad acumulada. Así que si no tienes una escoba y recogedor no deberías tardar en comprarlos.  

· Fregona y cubo 

Otra herramienta básica e imprescindible es la fregona. Existen diferentes tipos de fregona, deberías escoger el modelo o tipo teniendo en cuenta el suelo de tu hogar. Por ejemplo, existen fregonas con cerdas de microfibra que pueden servir para todo tipo de suelos, mientras que las fregonas de algodón están indicadas para materiales duros como el cemento o el mármol y las fregonas de esponja son perfectas para los suelos más delicados. 

La fregona debe contar con un cubo especial para tener el agua o el líquido de limpieza, escurrir las cerdas y conseguir el mejor acabado posible. No sirve de nada tener una fregona sin cubo. 

· Paños, esponjas, bayetas, trapos y papel de cocina 

Deberías tener varios paños, bayetas, trapos y esponjas para limpiar tu hogar. Cada uno de estos artículos es imprescindible para limpiar un tipo de superficie diferente. 

Además, deberías tener una bayeta para cada espacio. Pongamos un ejemplo claro, en cualquier tienda venden paquetes con bayetas de diferentes colores. Puedes destinar las de color azul para el baño, las de amarillo para la cocina y las verdes para los muebles. Es solo un ejemplo, pero tener una bayeta para cada espacio es fundamental porque no querrás limpiar con la misma bayeta el baño y después la cocina, esparciendo todos los gérmenes del baño por tu cocina. Sigue el truco de los colores o el que quieras, pero ten una bayeta para cada espacio o superficie. 

También deberías tener papel de cocina porque te ayudará a secar las superficies limpiadas con las bayetas o esponjas y son muy útiles para los cristales o espejos. 

· Guantes de goma

Para evitar que tus manos sufran mientras limpias tu hogar deberías tener unos guantes de goma. Y es que cuando se limpia se suelen utilizar productos agresivos que si tienen contacto con la piel la pueden irritar. Para evitarlo, los guantes son la mejor opción. Además, te ayudarán a que no te de asco limpiar determinadas superficies, como puede ser el inodoro. 

· Productos no básicos para invertir 

Estas son las herramientas básicas para limpiar cualquier espacio, hogar o vivienda. Por supuesto, que si quieres limpiar de manera más rápida y con mejores resultados sería conveniente que invirtieras en otras herramientas y aparatos como podría ser en una aspiradora, ya que conseguirás limpiar mucho mejor el suelo de tu hogar y también te puede servir para limpiar muebles textiles como el sofá y así conseguir quitar la suciedad y el polvo mucho mejor. O incluso si quieres olvidarte de la limpieza de los suelos de tu vivienda puedes invertir en un robot aspirador, que eliminará toda la suciedad de los suelos de tu casa de manera rápida y tú no tendrás que hacer ningún esfuerzo solo encenderlo y en algunos casos cargarlo, pero en los más avanzados ni eso porque cuando tienen poca batería ellos solos se van a su punto de carga. 

Otro utensilio por el que deberías apostar es por un limpiador de cristales, ya que podrás llegar mejor a las ventanas altas y dejan muchas menos marcas que si limpias de manera manual con papel o una bayeta. Existen de diferentes tipos, desde el básico que consta de una esponja y un mango articulable a limpiadores de cristales inteligentes que cuentan con control remoto, tú los activas y ellos se encargan de limpiar las ventanas o cristaleras. Dependiendo de tu presupuesto y necesidades podrás apostar por un modelo u otro, aunque el básico ya te facilitará mucho la tarea de limpiar los cristales. 

· Productos de limpieza

Hemos hablado de las herramientas y utensilios básicos, pero estas herramientas no servirían de nada si no se utilizan con los productos de limpieza adecuados. Así que vamos a hablar de los productos básicos de limpieza que no deberían faltar en ningún hogar. 

· Lejía 

La lejía es el producto estrella de limpieza y es que se utiliza para multitud de cosas como desinfectar el baño, como limpiador general, para eliminar el moho o incluso para eliminar manchas de la ropa. Así que es quizá el primer producto que deberías comprar. 

· Desengrasante quitagrasas 

Los desengrasantes o quitagrasas son básicos para la limpieza de la cocina y eliminar las manchas de muebles. “Para hogares es recomendable optar por un desengrasante de uso general, que quita la grasa y suciedad en todo tipo de superficies como cocinas, extractores, suelos, electrodomésticos y azulejos”, indican los expertos de Stocknet Vallès, una tienda online de venta de productos y accesorios de limpieza. 

· Detergente y fregasuelos 

Otro producto básico e imprescindible de limpieza es el  detergente o fregasuelo con el que conseguirás que el suelo de tu hogar luzca y brille. Puedes optar por un fregasuelos perfumado con el que además de limpiar dejará un agradable aroma en el ambiente. Y existen detergentes o fregasuelos perfumados con diferentes aromas como pino, aromas florales como lavanda, aloe vera o rosa, hasta frutales como olor a fresa o limón. 

· Amoniaco 

El amoniaco es un producto con multitud de usos en el hogar y es por ello que deberías tenerlo en tu casa. Siempre deberías utilizarlo diluido en agua y tener mucho cuidado. Nunca deberías mezclar amoníaco con lejía porque es muy peligroso para la salud, ya que la combinación de ambos desprende cloramina, un gas que cuando entra en contacto con las mucosas produce ácido clorhídrico, una sustancia muy tóxica. Así que utilízalo con precaución y nunca lo mezcles con lejía. 

· Limpiacristales 

Para que los cristales, ventanas, puertas acristaladas y espejos de tu casa no estén sucios necesitarás un limpiacristales. Con este producto conseguirás el mejor acabado posible para los cristales de tu hogar. Es muy fácil de usar y es preferible que optes por limpiacristales con pulverizador o si compras envases sin spray, podrías optar por hacerte con un pulverizador y rellenarlo con el líquido para usarlo de manera más fácil y rápida, aprovechando hasta la última gota. 

Además, como hemos dicho con anterioridad, si utilizas el limpiacristales con un aparato específico, el limpiador de cristales, la tarea te será más sencilla y rápida. No obstante, puedes aplicar el producto en una bayeta y limpiar los cristales con un buen resultado. También con papel de cocina, sobre todo para el último paso, secar el producto. 

· Bicarbonato sódico 

Otro producto recomendable que te ayudará a limpiar tu hogar es el bicarbonato sódico. Son muchos los usos que le puedes dar a este producto como desatascar tuberías, abrillantar cubiertos de metal, limpiar el horno o el microondas y eliminar olores desagradables. 

· Quitamanchas 

Este producto te sacará de más de un apuro, porque las manchas son inevitables. A veces comemos donde no debemos y algunas manchas no se eliminan solo frotando. Así que si siempre tienes en casa un producto quitamanchas podrás aplicarlo al momento sobre el manchurrón, dejarlo actuar, eliminarlo y no habrá ocurrido nada. 

· Jabón lavavajillas 

Otro producto básico de limpieza, especialmente en la cocina es el jabón lavavajillas, sobre todo si no tienes lavaplatos. Pero aunque tengas este electrodoméstico deberías comprar este jabón. Y es que permite eliminar la suciedad de platos, vasos, ollas, sartenes y cazuelas que en el lavavajillas no se quitan. Pero no solo eso, también te ayudará a limpiar la vitrocerámica y la encimera de la cocina. 

Por supuesto, que si tienes lavaplatos además del jabón para eliminar la suciedad que se incrusta en las ollas y sartenes tendrás que comprar pastillas para el lavavajillas. 

· Abrillantador de madera 

Los abrillantadores de madera se venden en diferentes formatos como spray o crema y con ellos conseguirás que tus muebles de madera parezcan como nuevos, tengan un buen color y estén relucientes. 

Como hemos dicho con anterioridad en el caso de las herramientas, estos son los productos de limpieza básicos que no deberían faltar en ningún hogar. Dependiendo de las necesidades o el tipo de muebles que tengas deberías apostar por otros productos más específicos.