3 junio, 2022
La importante labor del director de localizaciones dentro de un rodaje

La importante labor del director de localizaciones dentro de un rodaje

El rodaje de un material audiovisual, cual sea que este sea. Una película, un cortometraje, una pieza publicitaria, etc., implica variedad de pasos dentro de una planificación que debe estar muy bien pensada y cuidada para lograr la calidad de resultado que se espera, ya  la vez interviene diferentes profesionales, en diferentes áreas, que con sus conocimientos y capacidades le darán forma a una idea.

Ente ellos se encuentra el director de localizaciones, una de las figuras clave del proceso. A continuación, te contamos de que se trata y cuál es la importancia de su labor.

¿De qué se encarga un director  de localizaciones?

Discovery.es, servicios de localizaciones para rodajes, nos cuentan que el director de localizaciones es aquel que selecciona los diferentes lugares en los que se llevará a cabo el rodaje, y debe hacerlo, a veces, hasta meses antes de que las cámaras se encienda y empiecen a crear la magia del cine.

Así, este debe pasar días encontrando las mejores ubicaciones para grabar las diferentes escenas de la pieza audiovisual, de forma que sean artísticamente acordes y pensando en todos los factores que intervendrán  en el momento del rodaje de forma de garantizar que esto sea posible, como por ejemplo, donde aparcarán los miembros de los equipos, donde comerán y cubrirán todas sus necesidades durante las largas horas de rodaje.

Y es que todos estos elementos son importantes para que el rodaje se dé, no solo si el lugar es bonito y encaja en el imaginario que se tiene de la escena a grabar. El lugar debe ser práctico.

Incluso, en aquellas grabaciones donde hay el presupuesto suficiente, estos den viajar también con los directores y productores para mostrarles los lugares seleccionados, de forma que puedan ver en vivo y directo el lugar en el que se plasmarán sus ideas.

Así, su labor se divide en dos fases, una es encontrar las localizaciones, que probablemente continúe haciéndolo una vez empiece el rodaje, y otra es planificar toda la logística que tenga que ver con la localización mientras se rueda. Este director debe pensar en los posibles problemas que se podrían dar en el lugar de rodaje seleccionado y buscarle soluciones antes, incluso, de que sucedan y es que será un error tener que detener una escena completa, con actores y extras en el lugar, porque los trabajadores seguían llegando y  no encontraban donde aparcar y dejar su maquinaria y trailers.

Asimismo, se podría decir que ellos son los primeros en interpretar la historia que está en el guion, al tener que recrearla de alguna forma, al menos en el imaginario, para poder decidir que un lugar es el que de verdad encaja en ella. Ellos son los que recrean los lugares, el clima y otros elementos que le darán vida a las diferentes escenas del guion.

Por otro lado, el lugar no solo debe ser el perfecto para recrear la escena y debe ser práctico a nivel de logística para poder llevar a cabo el rodaje como hemos dicho anteriormente. También debe ser el ideal para cada uno de los departamentos que intervendrán en el rodaje, siendo que debe satisfacer las necesidades del equipo de cámaras, pero también las de sonido y así.

El lugar ideal debe ser uno que le permita a todos y cada uno de los departamentos trabajar de forma cómoda y con fácil acceso, pensando también en todo el equipo y la cantidad de actores y profesionales que se verán involucrados. Incluso, debes pensar en que el sitio debe ser lo suficientemente amplio para hacer el montaje del set de grabación, la zona de catering, los camerinos y los aseos.

Otro de los grandes retos del director de localizaciones es que una vez encontrado el lugar que cumpla con todas estas necesidades, deberá buscar los permisos necesarios para rodar en tal lugar. Por ejemplo, pidiendo permisos a los ayuntamientos o las empresas privadas, de tratarse el caso, o de convencer a los vecinos o las personas que allí se desenvuelven para llevar a acabo las actividades de rodaje y que podrían afectar su desarrollo por el área.

Y, por último, nunca hay que olvidarse de la seguridad. Se debe pensar que la zona debe ser de fácil evacuación en caso de una emergencia, por lo que debe estar bien acondicionada y contar con salidas de emergencia. Esto, además, de tener las condiciones adecuadas para rodar las diferentes actividades de las escenas sin tropiezos, obstáculos, desniveles u otros que puedan poner en riesgo el bienestar de los actores y el equipo involucrado.