20 mayo, 2019
IviDona, la mejor clínica para donar óvulos

IviDona, la mejor clínica para donar óvulos

La campaña política española nos ha dejado con programas electorales llenos de promesas, que ya veremos a donde llegan, porque llegados a este punto de la historia de la democracia no es raro ver cómo los programas electorales quedan en papel mojado. Y esto es algo que puede pasar más que nunca debido a que debido a los resultados electorales ha quedado más claro que nunca la necesidad de crear alianzas para liderar el Gobierno, lo que conlleva concesiones de medidas del programa electoral.

A pesar de que en los programas electorales ha habido muchas programas polémicas, en el artículo de hoy queremos prestar atención a una de las medidas concretas que el PSOE puso sobre la mesa desde el primer momento, la reproducción asistida. La reproducción asistida fue regulada de manera sistemática en 2009, precisamente durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y actualmente parece que va a ampliarse dicha Ley en aras de favorecer la identidad del donante para evitar posibles problemas médicos en el bebé que nazca a partir del material genético que se donó.

La donación de material genético no es algo nuevo, es una acción voluntaria de alta repercusión en nuestra sociedad y de un alto valor, pues permite a las parejas menos favorecidas tener hijos. Y esto es algo a valorar, pues ser donante no genera grandes beneficios, pero si grandes oportunidades para las parejas que deciden traer al mundo a un bebé.

La donación de óvulos es quizá la más desconocida por el conjunto de la sociedad, y es normal pues no es algo que se vaya publicitando por los medios de comunicación. Pero si no se publicitan este tipo de donaciones ¿cómo puede ser que existan tanta desinformación con respecto a la donación de óvulos? La respuesta es clara, por desconocimiento.

La donación de óvulos es un procedimiento seguro que se realiza por expertos en salud reproductiva. IVIDona es, en nuestra opinión, el mejor lugar para donar óvulos por el simple hecho de que está apoyada por IVI, una clínica de reproducción asistida con más de treinta años de experiencia, que no solo dispone de unas instalaciones modernas y únicas, sino que cuenta con un equipo médico que acompaña a la donante durante todo el proceso para resolver las dudas, y para estar más segura. Los datos les avalan, más de veintidós mil donantes han confiado en IVIDona.

Razones por las que las mujeres no se quedan embarazadas

Las causas por las que una mujer no puede quedarse embarazada son dos, y vamos a verlas a continuación. En primer lugar, tenemos una causa que muchas personas desconocen, como es la menopausia precoz, que suele darse entre mujeres de quince y treinta y cinco años y que hace que la mujer deje de producir óvulos mucho antes de lo previsto. La menopausia precoz afecta al cinco por ciento de las mujeres. En segundo lugar, está la situación en la que los óvulos son defectuosos pero funcionales, y presentan diferentes complicaciones que pueden poner en peligro el posterior embarazo. Entre estos problemas encontramos la dotación cromosómica defectuosa, enfermedades hereditarias.

No podemos perder de vista que en muchos casos la gran dificultad de la mujer para quedarse embarazada consiste en la edad, ya que las mujeres cada vez tienen hijos más tarde como consecuencia de la inseguridad e inestabilidad laboral en la que vivimos, y que lleva a muchas mujeres a tener hijos o hijas más allá de los treinta años.

Esta situación es sin duda uno de los grandes problemas de la sociedad actual, y que conecta directamente con los problemas de natalidad que comentábamos al principio del artículo. Los partidos políticos que entren al Gobierno van a tener que enfrentarse con esta difícil situación, ya que las mujeres tienen todo el derecho del mundo a tener descendencia cuando quieren, y no cuando sus condiciones económicas derivadas de trabajos poco estables se lo permiten.

Nuestra sociedad depende del relevo generacional, sobre todo en nuestro país que contamos con un sistema de pensiones solidario, en el que los contribuyentes a la Seguridad Social aportan mediante sus cotizaciones las cantidades que se deben abonar a los pensionistas. Por tanto, es el momento de actuar y de cambiar el rumbo a la senda de la estabilidad.