7 septiembre, 2018
El mejor vino en la mejor copa

El mejor vino en la mejor copa

Hablar de vino es hacerlo de Peñafiel. Este municipio de Valladolid es reconocido especialmente por sus vinos tintos. Está ubicada en la Ribera de Duero. Dentro de ellos destacan cuatro que no podemos dejar de incluir en nuestra ruta de cata de vinos en este destino, ellos son: el tinto reserva, el tinto joven, el crianza y el gran reserva.

En este municipio de España encontraremos más de cien bodegas que podemos visitar, varias destacan por sus visitas y catas guiadas. Podremos participar en una cata y conocer todo el proceso de elaboración. Visitar una bodega es como un viaje al alma del vino. Una visita obligada es hacerla al Museo del Vino, fue promovido en 1999 por la Diputación de Valladolid, con el fin de dar a conocer la riqueza enológica de la provincia de Valladolid que aglutina mayor número de denominaciones de origen de España, cinco: D.O. Tierra de León, Ribera del Duero, Cigales, Toro y Rueda, que es por cierto la Denominación de Origen más antigua de Castilla y León. A ellas se añade la mención de calidad Vinos de la Tierra de Castilla y León, bajo la cual se elaboran excelentes vinos en nuestra provincia.

Museo del vino

El singular espacio museístico promueve el conocimiento, a través del mundo del vino, de la provincia de Valladolid en sus aspectos culturales y geográficos, pues el enoturismo tiene la virtud de vertebrar todos los recursos: paisaje y naturaleza, patrimonio artístico, artesanía, ocio y deporte, fiestas y tradiciones, y, por supuesto, gastronomía.

El visitante logra asomarse a los entresijos de la larga y compleja elaboración del vino. Con un atractivo planteamiento expositivo que capta el interés de legos y doctos, recorre, a lo largo de nueve amenas secciones, la historia, los procedimientos, los tipos de prensas utilizados, las herramientas, los útiles de medida, las botellas, la cata. Cuenta además con otras dependencias que multiplican sus posibilidades, como la sala de catas profesional, la biblioteca, la tienda o el salón de actos. Otras opciones son acercarse al modo de vida de esta tierra a principios del siglo XX en la Casa Museo de la Ribera, pasear por la ribera del Duratón, degustar junto con los vinos de la Ribera.

Cuando visitas Peñafiel estás obligado a beber un vino. Ahora bien, de nada sirve hacerlo en una copa cualquiera. Yo he llegado a ver que algunos bares te lo sirven en vasos de plástico, si quieres saborear todo el placer de estos caldos lo tienes que hacer en el recipiente adecuado. Existe una empresa en el mismo Peñafiel, Cristafiel, donde fabrican, almacenan, graban y distribuyen lo cual les permite ser líderes en servicio, calidad y precio, siendo este referente su mayor garantía.

Así se bebe el vino

Tienen una copa en su versión de 560ml, que permite su uso tanto para blancos, tintos y rosados. La versión Wine Plus esta especialmente indicada para grandes vinos, dada su gran capacidad aumenta y mejora los niveles sensoriales del vino, los aromas y matices se abren y perciben con mayor intensidad. Por otro lado, Gin Plus esta especialmente diseñada para disfrutar de buen un Gin Tonic, los aromas de los botánicos se realzan por el perfecto diseño de la boca y paredes de la copa, que permiten agrandar la intensidad de todos los ingredientes y aromas.

Lleva más de 20 años desarrollando técnicas propias de grabación y tallado, lo que les ha permitido tener sus productos en las más importantes empresas e instituciones de este país, entre algunas de ellas pueden destacar importantes clubs de fútbol, La Casa Real Española y así como una amplia variedad de las bodegas más importantes de España.

Peñafiel es además de vino, historia. En sus calles quedan restos de culturas pasadas, como el barrio judío, la popular Plaza del Coso con los tradicionales balcones de madera y sus monumentales iglesias y conventos como San Pablo, Santa María, Santa Clara… motivos por los cuales está declarado Conjunto Histórico Artístico. Por eso te recomiendo que hagas una visita por la localidad vallisoletana.

Así pues, ya sabes que cuando visites Peñafiel, muy pronto serán sus famosas fiestas patronales, no puedes dejar de pasar la oportunidad de beber una buena copa de vino.