18 enero, 2021
Cómo debe ser una tienda online para tener éxito

Cómo debe ser una tienda online para tener éxito

Hoy en día todo el mundo quiere abrir una tienda online, son muchas las ventajas que ofrecen estos negocios, pero no es tan fácil como parece triunfar en la red. 

Una tienda online puede ser muy beneficiosa para comercios tradicionales o físicos, ya que cuentan con todo y tan solo tienen que crear la plataforma y gestionar los envíos, ya que disponen del material y tienen dada de alta la empresa. Es una inversión rentable que les puede permitir ampliar sus horizontes y su público objetivo. No obstante, el presupuesto de una tienda online en las agencias de marketing actualmente se encuentra entre 900 y 1.500 euros, pero si se quieren características especiales o muy personalizadas el precio sube. 

También puede ser una gran apuesta para artesanos o personas que fabriquen sus propios productos, tengan o no una tienda física porque será un canal de comercialización con el que podrán llegar a todas partes de España e incluso otros países. También contarán con una particularidad, la diferenciación porque estarán vendiendo un producto único, el suyo. 

Otras personas que han apostado por los comercios electrónicos partían totalmente de cero, y es en estos casos donde puede ser más difícil conseguir beneficios a corto plazo porque tienen que trabajar la marca y es habitual que vendan los mismos productos que otras tiendas online más conocidas o con más trayectoria. No significa que en estos casos sea imposible, simplemente un poco más complicado pero existen multitud de casos de éxito de tiendas online que han comenzado totalmente desde cero. 

En cualquier caso, independientemente del tipo de empresario que haya apostado por la creación de una tienda online cualquier comercio electrónico debe cumplir una serie de características, que sin ellas, es muy muy complicado que tenga éxito. Así que las vamos a explicar en este artículo cómo debe ser una tienda online para tener éxito. 

· Diseño web responsive 

Cualquier página web es conveniente que tenga un diseño web responsive y especialmente una tienda online, porque cada vez son más los usuarios que utilizan también sus móviles para comprar. “Un diseño web responsive significa que la página web es capaz de adaptarse a diferentes pantallas de dispositivos y hará que sea correctamente visible en ordenadores, tablets y smartphones”, explican desde DCMWeb, empresa experta en marketing digital. 

· Imágenes de los productos de calidad y descripción detallada

En los comercios electrónicos no se pueden ver los artículos en persona para apreciar el tamaño, la textura o el color. Para suplir esta desventaja del comercio electrónico frente al tradicional los productos se deben explicar al detalle, con sus dimensiones, materiales y colores. Y las fotos deben ser de máxima calidad para poder ver bien el producto. Esto es básico para cualquier tienda online.

· Debe transmitir confianza 

Este es un factor fundamental, si una tienda online no transmite confianza difícilmente conseguirá ventas. Y es que en Internet se pueden encontrar muchas estafas y es por ello que la gente no confía en dejar los datos de su tarjeta bancaria a cualquier compañía. Así que es indispensable mostrar confianza. ¿Y cómo? Pues se puede conseguir de diferentes maneras.

La primera de ellas es con el Certificado SSL (Secure Sockets Layer) que se traduciría al español como capa de sockets seguros y permite proteger la información confidencial a través de algoritmos de cifrado. Este certificado se puede apreciar en la url. Te habrás fijado que muchas paginas comienzan por http mientras que otras por https, pues las páginas con https cuentan con el certificado SSL lo que las hace más seguras. 

Otra forma de transmitir confianza es aportando todos los datos de la empresa, como su NIF, su dirección postal, número de teléfono o correo electrónico. Además esta cuestión es obligatoria según las normativas que regulan la protección de datos y el comercio electrónico como la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSICE) o el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD). 

Sin embargo, para transmitir todavía más confianza se pueden mostrar reseñas de clientes. No hay nada mejor para reforzar la reputación que comentarios positivos sobre el servicio, así potenciales clientes podrán basarse en las opiniones de los usuarios para realizar la compra. 

· Hay que mantener y actualizar la tienda

Este es otro factor que influye en el éxito de una tienda online, se deben subir nuevos productos, actualizar los existentes que ya no están disponibles o agotados. Evitará problemas como que alguien esté interesado en la compra de un producto pero que ya no lo tengas en catálogo y ayudará también a transmitir confianza. 

· Debe tener una estructura organizada fácil y sencilla 

La organización y la estructura de una tienda online es otro de los pilares básicos. La web debe ser fácil de utilizar y los usuarios deberían encontrar fácilmente lo que están buscando. La estructura se puede organizar de diferentes maneras, en función de la utilidad de los artículos o por marcas. Por ejemplo, una tienda online de ropa tanto para mujer como para hombre debería diferenciar muy bien estas dos secciones y dentro de cada una de ellas tener una categoría para pantalones, otra para camisetas, otra para abrigos y otra para calzado. Solo por poner un ejemplo muy sencillo. 

· Optimización en buscadores 

Y por supuesto, la página web debe estar optimizada por los buscadores. Sin este aspecto es inviable que un comercio electrónico aporte ganancias o beneficios. El posicionamiento web SEO se trabaja en la página web con criterios de calidad y optimización. ¿Y qué se consigue con ello? Que una página web salga en los resultados de búsqueda de Google, Bing o Yahoo. Para explicar un poco mejor este concepto sigamos con el ejemplo anterior, tenemos una página web de ropa para mujeres y para hombres, pues nos interesaría aparecer en las búsquedas de nuestros principales productos como abrigos para mujer, abrigos para hombre o vestidos de fiesta, entre otros. Si hemos trabajado bien el posicionamiento web en buscadores cuando cualquier usuario realice alguna de estas búsquedas en Google nuestra web se mostrará en los resultados y puede que hagan click en nuestra página e incluso finalicen la compra. En definitiva, el posicionamiento permite aparecer en búsquedas relacionadas al contenido y permite que potenciales clientes (ya que están buscado en Internet productos que tenemos en catalago) encuentren la web.  Estas son las principales cuestiones que ayudarán a que una tienda online tenga éxito, pero tampoco quiere decir que un comercio electrónico con estas características ya tendrá beneficios. Depende de muchos factores como la competencia, el precio de los productos o la propia marca de la tienda. También se pueden realizar otras estrategias de marketing digital para aumentar las posibilidades de venta como anuncios, tener perfil comercial en las principales redes sociales o hacer campañas de posicionamiento SEM, por destacar las acciones más comunes.