18 marzo, 2019
Coche alemán, calidad asegurada

Coche alemán, calidad asegurada

Si hay un objeto que realmente nos sirve de una gran utilidad a la hora de desafiar a nuestro día a día y hacerlo mucho más sencillo y cómodo, ese es sin duda el coche. Es evidente que la diferencia entre disponer de uno de estos objetos y no hacerlo es mucho. Aunque bien es cierto que vivimos en un momento en el que el transporte público tiene una efectividad que podemos catalogar como aceptable, no es menos verdad que todavía hay lugares a los que este transporte todavía no es capaz de acceder. De ahí que mucha gente necesite un coche.

Las posibilidades a la hora de comprar un coche son tan grandes que a veces tomar una decisión resulta una labor de lo más complicada. La variedad de marcas, de modelos y de precios hace que, si bien cada uno tenga sus preferencias, en la gama que es más de su gusto tenga varias opciones entre las cuales puede llegar a ser realmente complicado decantarse. Teniendo en cuenta que hoy es más sencillo que nunca comprar en el extranjero y que en países como Alemania o Estados Unidos se producen tantos vehículos, no nos sorprende que la dificultad a la hora de elegir se multiplica.

Un artículo publicado en la página web Segurosjoven.com indicaba que uno de cada cuatro coches que se importan a España es de origen alemán, lo cual pone de manifiesto el potencial que tiene la industria del automóvil en el país teutón. Normalmente, adquirir uno de estos productos en Alemania es sinónimo de calidad y también de un elemento que es inherente a esa calidad en un sector como este, que es la seguridad. Y es que la fiabilidad germana es algo más que un simple tópico. Es una auténtica realidad.

Otro artículo, en este caso publicado en el portal web Coinc, hizo hincapié en si realmente merecía la pena adquirir un coche de importación en España. Según se indica en este estudio, hacerlo implica pagar menos dinero que si adquiriéramos un coche en nuestro país. Y el pago de los trámites para matricularlo tampoco nos resulta demasiado caro. Por eso la conclusión del estudio es tajante: comprar un coche más allá de nuestras fronteras es rentable. Eso sí, lo es siempre que se apueste por la calidad.

Por regla general, adquirir un coche en países como Alemania, país conocido por su enorme fiabilidad y por la seguridad de sus vehículos, o Estados Unidos, es sinónimo de apostar por la calidad. El sector automovilístico es sin ninguna duda un sector en el que la procedencia de un producto está directamente relacionada con la calidad del mismo. Y de eso los compradores se están dando cuenta. No en vano, los profesionales de Transportes Cars ya nos han mostrado que, en los últimos años, el volumen de coches importados a España desde Alemania se ha multiplicado.

La calidad y la garantía, elementales

Cuanto mayor es la esperanza de vida de uno de los productos que adquirimos, mayor debe ser la calidad y la garantía que éste nos ofrece. En el caso que atañe a un coche, es evidente que la calidad y la garantía deben ser, por regla general, asuntos de la máxima importancia. En el caso de los coches, todavía más al jugar la seguridad un papel de lo más destacado. Y es que calidad, seguridad y garantía deben ser los tres pilares básicos sobre los que giren todos los componentes de un vehículo.

De un modo paralelo al que venimos comentando se sitúa el creciente interés por los coches eléctricos, que cada día se producen en mayor cantidad debido a que las autoridades públicas cada vez limitan más el uso de vehículos que funcionan con diésel o gasolina. También en lo referente a coches eléctricos solemos los españoles depositar nuestra confianza en vehículos alemanes. Y es que en el país teutón se encuentra todo lo mejor en lo que a coches se refiere. Realmente hay muy pocos países capaces de competir con los precios y la tecnología automovilística alemana.

El mercado automovilístico va a cambiar en muchos aspectos de cara a los próximos años, pero de lo que no cabe ninguna duda es de que lo que no va a cambiar es en el hecho de que un país como el alemán va a seguir copando la cabeza en cuanto a calidad, garantía y fiabilidad se refiere. Los coches seguirán siendo necesarios para afrontar nuestro día a día. Pero tendrán que seguir evolucionando hacia un mayor respeto por el medio ambiente y en lo que a seguridad se refiere. De este modo, seguirán mejorando sus estándares de calidad en todo el mundo.