29 noviembre, 2019
La educación y el servicio de las residencias

La educación y el servicio de las residencias

La educación es un valor y también un servicio que merece la pena dar a la sociedad. Las residencias universitarias también son una parte de la educación para los universitarios. Dese la Institución del Divino Maestro, creen que los años de experiencia con los que cuentan y que harán que en 2027 sean centenarios, les han hecho estar cada vez más convencidos de que los jóvenes necesitan una residencia donde se mezcle lo humano, la familia y esa libertad y responsabilidad que deben desarrollar los estudiantes.

En la universidad los estudiantes viven una época maravillosa de su vida, donde incluso pueden abrirse a otras culturas y convivir con ellas, lo que hace que la formación sea de gran altura, tanto a nivel social como humano, en consecuencia con los tiempos en los que vivimos,

Quizá sea esta la razón por la que en el caso de esta universidad, a estar situada en el centro de Madrid, tienen muchas actividades que ayudan a que sus residentes, no solo se limiten a dormir y residir en ella, también a formarse como personas, donde la poesía, fotografía, cine o hacer deporte son parte fundamental de su formación y del día a día.

La importancia de unas instalaciones

Cada residencia tiene unas instalaciones, pero está claro que una residencia que se precie tiene que tener una serie de servicios completos, para el confort de sus residentes. Aquí podemos hablar de la lavandería, comedores, la siempre necesaria conexión a Internet, biblioteca, servicio de prensa al día o dependiendo de si es una residencia religiosa o no, capilla.

Cuando se habla de ocio, también hay que pensar que los residentes universitarios también tienen que tener un tiempo de asueto de calidad, donde salas de televisión, vídeo, salas para el juego o instalaciones deportivas para practicar los deportes más populares son importantes.

Si es una residencia solicitada, es buena señal

Al final, cuando una residencia tiene buena fama y hay que hacer las reservas con antelación, más si además son de las que se agotan todos los años. Eso sí, si realmente tienes interés en entrar en una, siempre es bueno saber que a veces pueden producirse bajas, por lo que es importante hablar con la residencia en cuestión y decirles que estás muy interesado. Ellos te dejarán en la lista de espera y cuando se produzca una vacante, ellos te van a llamar.

Las comisiones a la hora de desarrollar actividades de los residentes

Cuando se habla de las residencias universitarias que cuentan con éxito, lo que hacemos es hablar de las que se adaptan a los nuevos tiempos. Lo que desean los estudiantes es estar en sitios que sean realmente confortables y donde sea posible contar con acceso a Internet. Si además a todo esto se le acompaña con una situación a nivel de ubicación acertada, estando próxima a la universidad, pues estamos ante un extra que merece ser tenido en cuenta.

Los opiniones internas y externas también cuentan

Algo que conviene tener claro es que las opiniones que realizan los estudiantes y los padres sobre la residencia que se busca son importantes. Es importante buscar residencia de buena fama, pero que no se hayan quedado anquilosadas en el pasado. La modernidad e ir adaptándose a los que buscan en estos tiempos los alumnos en las residencias es algo necesario.

Los estudiantes tenemos que tener claro que no solo tienen la oportunidad de vivir en una residencia, pues siempre es posible optar por alquilar una habitación o un piso. El caso es que las residencias universitarias tienen ese encanto del que carecen los pisos y además se puede convivir con otros estudiantes, lo que hace que la vida de los universitarios sea bastante más enriquecedora.

Paree que es importante que cuando se busca una residencia de estudiantes, hay que tener en cuenta bastantes variables, por lo que hay que considerar toda clase de elementos. La calidad es un factor realmente importante y existen muchas residencias que llevan una buena cantidad de años que saben lo que están buscando los estudiantes y lo que pueden ofertarles, puesto que vivir en una residencia tiene que ser claro sinónimo de confort, debiendo contar con la totalidad de ingredientes que puedan propiciar las bases para un estudio, crecer como persona y vivir una época tan mágica como es la universitaria.

Muchas veces no se le da la importancia que tiene a la educación, especialmente en estas épocas universitarias, cuando la verdad es que aquí es donde muchas veces es donde se define lo que va a ser el joven estudiante cuando entra y donde rodearse de un ambiente sano y culturas marca la diferencia.