22 diciembre, 2021
Cómo elegir la ropa de cama perfecta

Cómo elegir la ropa de cama perfecta

Estaremos todos de acuerdo de que una de las cosas más placenteras que existen es deslizarse entre las sábanas con aroma a limpieza, pero a veces no se sabe elegir las sábanas o colchas adecuadas, lo cual como nos dicen los especialistas de tuacasa.es puede ser ideal para estar en el mejor de los ambientes para dormir.

Los usuarios podemos convertir la cama en ese refugio que se busca, el que nos hace posible desconectar del día.

01 | los básicos

Con independencia del estilo de la cama, la ropa de cama es una magnífica forma de tapar lo que no nos gusta. Esto ocurre cuando las patas de la cama no nos gustan, ocasión para poder cubrirlas con un faldón. Lo mismo sucede cuando no se tiene un cabecero cómodo o bonito. Es preciso contar con una serie de almohadones extra que nos ayuden a leer o terminen haciendo que queramos eternizar el desayuno en la cama.

02 | solo buena calidad

En el caso de que no quieras tener tu cama llena de bolitas que te puedan rascar la cama, lo mejor es optar por unas buenas sábana. Ayudan a dormir mejor, lo que hará que tengamos un mejor humor al despertar y durante el día.

De entre todos los materiales el algodón es el más recomendable, ya que al ser suave, es transpirable y eso sí, va a depender del número de hilos que se utilicen en la tela y también hay que contar con la cantidad de hilos que se utilicen en la tela.

En el caso de que te gusta la practicidad, es bastante ideal contar con la versión en algodón con políester que tienen bien su función y especialmente si deseas una cama bien planchada.

03 | esquema de color

La ropa de cama no es buen sitio para demostrar nuestros gustos en materia de color. Existen muchos estudios que nos dicen que los colores tienen una gran influencia en cómo se duerme. La cama es un punto importante del dormitorio, por lo que es necesario que se incluyan las sábanas en el esquema de color que se puedan aplicar al resto de la propia habitación.

Lo mejor es que se opte por lo más neutro posible con la totalidad de la ropa de cama, dejando los colores más intensos o estampados de lo más llamativos para complementos que se intercambian, tales como los cojines o las mantas. Por eso en los hoteles las habitaciones suelen triunfar por ese blanco inmaculado o que tienen.

En el caso de que tú seas de los que está buscando energía e intensidad, seguro que vas a tener interesantes propuestas en materia de colores y también de estampados, además de que cada tiempo se puede experimentar con cosas nuevas. Te aconsejamos que optes por elementos de lo más neutros en el entorno.

04 | complementos

Forman parte ya del pasado las camas que se visten con unas sábanas y una colcha sencilla que cubre la almohada, algo que tiene poco que ver con las camas de ahora, donde lo que se busca es que haya un look mucho más relajado y de confort.

Todo esto no debe dar pie a que se cubra toda la cama de almohadas y cojines, se debe buscar un balance y un equilibrio, así como un tiempo dedicado a que se puedan también retirar los cojines.

Va a ser todo un acierto si se coloca lo que es la base del cabecero con unos cómodos cuadrantes que puedan servirles de apoyo para la lectura. Sobre estos pueden ir las almohadas, pensando siempre en que se mantenga el esquema de color y que se puedan combinar distintos tipos de tamaños.

Hay muchas personas que tienen muchas dudas y que les genera confusión la elección entre las sábanas y un nórdico.  Los nórdicos son perfectos para ambientes casuales y para que todos puedan hacer la cama, pero si buscas la perfección, lo mejor es optar por la opción capa sobre capa, donde imperan las sábanas tradicionales bien estiradas, el edredón sobre las mismas y una colcha como topping que lo que haga sea aportar una sensación de firmeza y de limpieza.

Como has podido ver, elegir la ropa de cama perfecta no es tan fácil como se piensa, hay que tener en cuenta una serie de factores para que la opción sea la mejor, por lo que debes pensar en una serie de alternativas y tomar una decisión para que luego no te arrepientas de ello, por lo que desde aquí animamos a valorar con tranquilidad las alternativas.