16 junio, 2017
Una imagen, en Internet, vale más que mil palabras

Una imagen, en Internet, vale más que mil palabras

Lo de las ventas online es algo muy curioso porque hace muchos años (no tantos la verdad), los que fueron pioneros en el e-commerce tuvieron serios problemas para salir adelante porque la sociedad aún no se fiaba demasiado de comprar online, de hecho aún hoy en día hay un gran porcentaje de personas que sigue sin fiarse, pero ahora, que la práctica está mucho más extendida, la competencia es tan brutal que también es bastante sencillo fracasar en el intento, digan lo que digan las estadísticas.

Todo lo que puedas encontrar a nivel físico, en cuanto a comercio se refiere, tiene cabida en Internet. De hecho, estuve dándole vueltas pensando en qué cosas no se pueden vender online y creí haber encontrado varios ejemplos hasta que busqué y encontré. Creía que no habría venta de helados online, venta de turrón o contratación de servicios de peluquería, pero sí, sí que hay, os lo aseguro. Así que pensé en los típicos bazares que tienen un poco de todo con precios económicos y ¡zasca!, también los hay: en Todo Muy Barato podemos encontrar material de papelería, cámaras fotográficas, cartuchos para impresoras, fundas para tablets y móviles, pulseras fit e incluso spinners. Pero ¿cómo diferenciarnos de la competencia si todos vendemos lo mismo?

Pensadlo bien, en Internet puedes poner un tocho de texto impresionante describiendo el producto, dando todas las características y datos que definen aquello que vendes e incluso dejar paso a que los usuarios den sus propias opiniones pero, a la hora de la verdad, pocas personas son las que se leen todo ese contenido. Lo que vende en Internet es la imagen.

Las letras no nos llaman, las imágenes sí

Buscas lo que necesitas, lo encuentras en varias webs, accedes a dos o tres de ellas para comparar, miras las imágenes, el precio y compras el producto en la web donde más te convenga. Así de sencillo es cómo nos planteamos las compras online la mayoría de los usuarios, por lo que si quieres vender por Internet, empieza por ahí.

S7tart es uno de los fotógrafos más reconocidos, a nivel nacional, en el sector del foto-producto. El profesional de la imagen se desplaza hasta tu tienda, o bien llevas a su estudio tus productos, y como por arte de magia y un toque de creatividad, saca las mejores fotografías de productos del mercado  lo que, de cara a una posible venta, es un plus frente a la competencia.

Lógicamente, cuando estamos empezando, no es fácil contratar los servicios de un profesional como S7tart, así que lo único que podemos hacer es prepararnos para ser nosotros mismos quienes hagamos las fotografías, o descargar las que el fabricante tenga en su catálogo de ventas, el problema es que esas no destacan demasiado porque muchas webs pueden usarlas y no nos diferenciaremos.

Lo que sí podemos hacer es optar por destacar visualmente de alguna otra manera, ya sea por el tipo de web que tengamos o bien por los logos e imágenes diseñadas que podamos publicar en ella. Sed originales, llamad la atención de manera visual y haced buenas campañas de marketing online: ahí radica el éxito.