2 marzo, 2018
Mercury, profesionalidad asegurada

Mercury, profesionalidad asegurada

En esta marca llamada Mercury llevan desde 1950 trabajando en su faceta de fabricante de cabinas de pintado y secado, además de las instalaciones para tratamiento y pintura de superficies. Esta marca se ocupa de diseñar, fabricar e instalar todos los productos pensando en las necesidades de los clientes.

La marca se caracteriza por el espíritu innovador y práctico, que se une al gran esfuerzo que ponen en realizar ese trabajo de calidad que ha hecho de ellos un clásico de nuestro país en su sector.

Algo interesante y que a menudo marca diferencias es el servicio de mantenimiento y post-venta, que tiene cobertura en todo el territorio nacional e internacional.

Sus productos los fabrican en Beniparrell, Valencia, contando con grandes instalaciones que tienen maquinaria para todo el proceso productivo.

Esta marca desde sus inicios tuvo clara la importancia de que su personal estuviera al tanto de todos os avances tecnológicos y con especial atención a la investigación, cara a satisfacer las demandas diarias de un mercado que evoluciona constantemente y que sigue en crecimiento, demandando más calidad en los productos.

Una gama amplia

En la gama tienen el apartado standard en todos los productos, pero saben que muchos de los clientes cuentan con otras necesidades muy diferentes. Todo esto hace que presenten proyectos personalizados que se adaptan a cada tipología de cliente.

Vamos a conocer más sobre los compresores de aire

¿Para qué se usan?

Muchas veces hay personas que tienen que comprar para sus negocios estos compresores, pero no saben exactamente cuál es su función. Realmente la comprensión se hace por el enfriamiento del aire de manera rápida con agua o petróleo. En cuanto que el aire se comprime, es más fácil almacenarlo, como ocurre en las botellas que usan los buceadores o se puede dirigir en un tubo o manguera para ser expulsado a alta velocidad si se quiere usar para pintar las paredes de casa.

Se usan en muchos casos, tanto para uso profesional como para el doméstico, ayudando a la realización de muchas tareas, caso de perforar agujeros, cortar materiales, machacar roca, verter hormigón y otras aplicaciones de la construcción.

En el hogar también hay múltiples actividades en las que es posible sacar partido a un compresor para aplicar productos, tanto para pintar como para barnizar, limpiar o poner a punto los neumáticos del coche.

En el uso con herramientas es también posible encontrar compresores electroportátiles, que son los que más se usan a nivel industrial con alimentación neumática, con ellos se hacen con más seguridad y menos consumo operaciones como taladrar, atornillar, cepillar, lijar o soltar tornillos.

¿Qué características técnicas tiene un compresor de aire?

A la hora de elegir un compresor de aire, debes conocer sus características técnicas:

  • Tanque; muchos de los compresores de aire tienen un tanque de almacenamiento de varias dimensiones, lo que va a determinar el modelo más adecuado a tus necesidades dependiendo el uso que le vayas a dar. Cuanto más grande sea el tanque, más pies cúbicos de aire por minuto será capaz de generar. Si lo usas para herramientas, debes optar por un tanque de almacenamiento que esté basado en la base de la herramienta donde tengas una mayor necesidad de aire, ya que, si usas una sin aire suficiente, no va a funcionar bien. Si lo usas para pintura o imprimaciones, existen compresores sin tanque perfectos para estas tareas.
  • Caudal: las necesidades en cuanto a caudal y presión del aire comprimido, hacen que se puede optar por la potencia ideal del compresor, puesto que cada compresor puede garantizar un caudal y presión determinada con una potencia diferente. Si quieres calcular las necesidades del aire comprimido, hay que pensar en el uso que vayas a darle según la necesidad de presión y consumo de aire que necesites. Es posible calcular el caudal de aire que precises, sumando el individual que necesite cada herramienta, con los que sumarás el máximo de consumo teórico. Por lo general, podemos decir que, por cada caballo de potencia del compresor, podemos obtener un caudal de unos 100 litros de aire comprimido al minuto.

Como ves, el compresor tiene variados usos, algo que también hace necesario buscar un servicio de calidad que tenga realmente aparatos que funcionen y den gran confianza a sus usuarios.