26 febrero, 2018
Mercer Sevilla, alojarse en un Hotel Boutique en Andalucía

Mercer Sevilla, alojarse en un Hotel Boutique en Andalucía

Al alojarnos en un Hotel Boutique estamos asistiendo a una experiencia muy diferente a la que podemos tener al alojarnos en un hotel tradicional, principalmente porque los hoteles boutique son alojamientos exclusivos que huyen de la masificación y buscan ofrecer una experiencia única a sus clientes.

Suelen estar situados siempre en localizaciones céntricas y originales, al alojarnos en este tipo de hoteles conseguiremos experimentar la ciudad que visitamos de un modo nuevo y especial.

En un Hotel Boutique vamos a vivir una experiencia de alojamiento radicalmente distinta a la que estamos acostumbrados si solemos alojarnos en hoteles más tradicionales. En este caso, el Hotel se convierte en un punto de interés turístico en sí mismo y hace que nuestra visita a la ciudad sea más completa y especial.

Este es el caso del Hotel Mercer Sevilla, un hotel boutique de lujo en Sevilla perteneciente a la cadena hotelera de Mercer Hoteles que apuestan por estas joyas a modo de hoteles en diferentes ciudades de la geografía española.

En el caso de este hotel, se encuentra situado en el corazón del centro histórico de la ciudad, cerca de la Plaza Nueva y junto a la emblemática Plaza de Toros de la Maestranza.

Se trata, precisamente de un hotel de lujo pensado en cada uno de sus detalles para satisfacer la búsqueda de exclusividad y de una experiencia singular. Se encuentra ubicado en la Casa Palacio Castelar, un palacete del siglo XIX. La selección de esta ubicación no ha sido casual sino que querían encontrar la ubicación perfecta en el centro de Sevilla.

De este modo, la Casa Palacio Castelar ha permitido crear este maravilloso hotel de cinco estrellas, en un bello edificio de 1880 y del que se ha conservado su estructura original en torno a un patio central típicamente andaluz.

Turismo Gastronómico

Está claro que uno de los puntos fuertes en cuanto a la atracción turística de nuestro país está en el turismo gastronómico. Por ello, en el hotel Mercer Sevila también cuidan de forma muy especial su restaurante.

De ahí que la gastronomía de su restaurante María Luisa se haya creado cuidadosamente, concebida por el chef sevillano Rafael Liñán, mano derecha del chef Rafa Zafra en “Heart Ibiza” y que también participó en la apertura del restaurante “Estimar” en Barcelona.

Como no podía ser de otra manera al tratarse de un Hotel Boutique, se busca dar especial énfasis en la selección de sus menús a la cultura gastronómica andaluza, basada en productos locales de primera calidad.

Se elaboran así recetas tradicionales, a las que el chef busca dar un giro creativo para dar lugar a platos con una personalidad única y distintiva que es la principal seña de identidad de todo alojamiento de tipo boutique.

Un estilo de cocina contemporánea y original, acompañada de una cuidad selección de vinos. Por otro lado, al mediodía, el restaurante del hotel propone una carta informal con ensaladas, sandwiches, frituras andaluzas, carnes y pescados, todos elaborados con productos locales.

Por la noche, la experiencia gastronómica del restaurante empieza con una degustación de entremeses, tras la cual los comensales pasan a la mesa a disfrutar de las delicias y y sugerencias de los platos de la carta.

A continuación, llega el turno de los postres que se sirven en el espectacular patio, donde se termina este recorrido delicioso para los sentidos en el ambiente exclusivo y distinguido creado por las personas detrás del los hoteles Mercer.

Para los más madrugadores no puede faltar un buen desayuno, y es que siendo la comida más importante del día no podía ser menos.

Empezar la mañana con buen pie para recorrer la espectacular ciudad andaluza tiene que estar a la altura, por lo que en este singular hotel consiguen también que cada mañana sea inolvidable es su Hotel de lujo.

Los desayunos de Mercer son espectaculares, con un surtido muy completo de platos a la carta, cocinados al momento, así como pequeñas obras de arte de su pastelera.

Después de un desayuno estaremos preparados para continuar nuestro día, ya sea eligiendo una actividad más relajante o visitando los puntos de interés de la ciudad que, al estar ubicados de una forma tan céntrica podremos visitar andando sin problema.