3 enero, 2018
Los servicios hoteleros de calidad en el siglo XXI

Los servicios hoteleros de calidad en el siglo XXI

El nuevo siglo según va avanzando nos está trayendo nuevas necesidades por parte de los turistas. Ahora es vital que los alojamientos puedan dar respuesta a ello, pues se quieren estar conectado en todo momento mediante los dispositivos móviles. Estas necesidades tecnológicas han aumentado y cada vez son más sofisticadas. Por todo ello, los hoteles deben actualizar estos equipamientos para estar a la altura de lo demandado por los huéspedes.

Hoy en día es básico que los hoteles, especialmente los de clase media y alta, ofrezcan a su clientela una conexión wifi de verdadera buena calidad. Muchos de los alojados ya esperan que esta clase de servicio sea gratuito, aunque tampoco tienen problema en pagar algo si el servicio merece la pena.

No solo es necesario contar con servicios tecnológicos avanzados, es posible formar al personal del hotel para que así pueda responder a todo tipo de preguntas y dudas de carácter técnico que puedan plantear la clientela.

La tendencia de los hoteles es a simplificar las formas de pago, tanto en la reserva de la propia habitación como cuando se paga la cuenta o se adquieren servicios. Muchos consumidores, la mayoría, no completan una compra online, haciéndolo por la complejidad del sistema o la falta de seguridad existente en el método de pago.

Otra de estas necesidades que se ven ahora es ofertar servicios mediante el canal móvil. Los turistas en poco tiempo demandarán que el check sin, check out o la gestión de la reserva y el pago de servicios se puedan realizar de forma directa en el hotel desde el móvil sin tener que pasar por la recepción del propio hotel.

Algo destacable, es la importancia que tiene, cada vez más, para los hoteles, es el recopilar, cruzar y analizar los datos de sus clientes. Analizar de forma contante estos datos, puede ser de ayuda cara a mejorar la experiencia del propio cliente, personalizar los servicios que suelen ofrecer y así aumentar los ingresos que reciben.

Si se quiere contar con esta información hay que recolectarla para conocer mejor los patrones que tiene tanto de comportamiento como de consumo.

Por lo general, los turistas actualmente tienen más disposición a dar datos personales, siempre que esto sea sinónimo de una experiencia más personalizada y que ayude a mejorar su satisfacción con el viaje. Hablamos del Big Data, que se encarga de realizar una recopilación de la información del cliente, no solo de los datos de reserva, también de cómo se comporta y de lo que consume dentro del hotel o de la información que recaba en los perfiles de las redes sociales.

No está lejos ese futuro próximo en el que vamos a ver como aumentan los robots para que se automaticen algunos servicios mecánicos como el servicio de habitaciones o la recepción. En Japón ya han empezado a ponerse en funcionamiento.

En el caso de España, una potencial mundial turística, los hoteles en general están a buen nivel. Si hablamos de hoteles de lujo, los hoteles Mercer son toda una referencia.

Estos hoteles se diferencian de la competencia por dar ese plus extra que tanto valoran los clientes. Tanto en sus hoteles de Barcelona y Sevilla, como en los Mercer House de Barcelona y Villafranca del Penedès tienen como características esenciales estar bien ubicados en el centro histórico de las dos poblaciones en las que se encuentran.

El atractivo de estar situados en edificios que son de interés cultural, artístico y patrimonial, que se han reformado para proporcionar el mejor confort, los ha hecho famosos en el sector.

La importancia del cliente

El Mercer Hoteles han sabido ver que el cliente busca la excelencia de un servicio que está centrado en dar respuesta a las expectativas de los huéspedes, que al final debe ser el objetivo de un alojamiento hotelero cualquier y más en uno donde el lujo y ese “algo más” debe ser la norma.

Los hoteles son empresas que tienen que estar siempre prestos a dar el mejor servicio al cliente. Las formas de hacerlo están cambiando, como también lo está haciendo la tecnología, pero está claro que la calidad junto a la innovación son la mejor manera de responder a las necesidades de la clientela.