20 julio, 2018
Las ventajas del hormigón prefabricado

Las ventajas del hormigón prefabricado

El hormigón prefabricado da grandes ventajas sobre otros materiales. Vamos a hablar sobre estas ventajas:

Flexibilidad en cuanto al diseño

El uso de elementos prefabricados de hormigón, hace posible que el proyectista huya de la imagen monolítica y pesada al que se asociaba este material constructivo en el pasado.

Las piezas prefabricadas debemos pensar en que pueden ofrecernos un diseño ligerao y elegante usando hormigones pretensados de elevada resistencia, encargados de minimizar los cantos y secciones.

Rapidez de instalación

Entre los objetivos que tienen estas estructuras prefabricadas cuando se diseñan es que las tareas a realizar en la obra sean fáciles y repetitivas. Como son operaciones que se hacen habitualmente, los equipos de montaje suelen estar adiestrados para hacerlo bien. Todo incide en que los plazos en cuanto al montaje sean muy reducidos si los comparamos con otro método de construcción tradicional.

Bajo costo

La consecuencia de estos proyectos constructivos permiten aprovechar al máximo las capacidades del hormigón prefabricado, con una fabricación eficiente y de alta calidad, que va desde el transporte hasta pie de obra optimizado a un montaje que está diseñado para la minimización de las operaciones en obra, donde las obras proyectadas en los prefabricados de hormigón son inferiores a las realizadas de forma tradicional.

Control de la producción

Los elementos prefabricados de hormigón, están fabricados en plantas de producción con grandes controles a nivel técnico y mediante procedimientos estandarizados, obteniendo elementos de calidad bastante superior a los fabricados in situ en la propia obra. Todo ello podemos comprobarlo fehacientemente en la resistencia que presentan los prefabricados y en su durabilidad, incluso en las condiciones de servicio de mayor exigencia.

Fabricación sostenible

Las materias primas usadas para producir los famosos prefabricados de hormigón pueden obtenerse cerca de los centros de producción. En el caso de muchos, usan residuos que de no ser por esto no se aprovecharían.

Los elementos prefabricados de hormigón es posible demolerlos fácilmente y después se pueden reaprovechar como áridos. Todo esto hace que la industria del prefabricado de hormigón sea respetuosa con el siempre importante medio ambiente, por lo que ayuda a que se aprovechen de mejor manera los recursos naturales.

En el caso de Prefabricados Eiros, S.L. es una empresa con buena reputación y que está especializada en fabricar y distribuir elementos prefabricados de hormigón para edificar.

Esta empresa comenzó su actividad en la década de los 60 por Carlos Euros, que fue pionero a la hora de fabricar bloques prefabricados de hormigón en Galicia. Durante estos 50 años han realizado diferentes procedimientos, donde el objetivo primordial ha sido una alta calidad en el producto y el servicio que prestan a sus clientes.

Actualmente han llegado a ser de las empresas líderes en el sector de los prefabricados de hormigón, donde tienen dos fábricas de más de 120.000 metros cuadrados de superficie, con 7 plantas productos y donde cuentan con división de transporte a la hora de distribuir sus propios productos.

El hormigón prefabricado ya hemos hablado de sus ventajas. Es evidente que las costumbres y necesidades en las sociedades cambian y avanzan. Lo práctico se impone y está claro que el prefabricado tiene innumerables ventajas que hacen que se recurra a él.

Lleva muchos años en nuestro país e incluso pudimos ver como constructoras muy importantes en el levante a finales de los 80 y principios de los 90 recurrieron a este sistema para poner en pie urbanizaciones gigantes. La sencillez y rapidez respecto al sistema habitual han hecho que en determinados casos e recurra a ello de manera casi obligada.

Lo mejor cuando se busca recurrir a este sistema es buscar un empresa que tenga una dilatada experiencia y que realmente sea especialista en esta clase de trabajos, pues puede ser de gran ayuda a la hora de proporcionar la confianza necesaria para poner en marcha lo que queremos construir.

Evidentemente el personal que trabaje con todo ello debe estar conveniente formado y utilizar una maquinaria que esté a la altura para que así no haya problema alguno a la hora de instalarlo. Las ventajas ya has podido ver que son muchas y parece que este sistema va a seguir siendo utilizado con profusión, porque cada vez se desea que las construcciones sean más rápidas y se reduzcan los problemas a la hora de construir. Una opción bastante interesante, sin duda.