18 julio, 2018
Es el momento de animarse a alquilar apartamentos para turistas

Es el momento de animarse a alquilar apartamentos para turistas

Se ha hablado mucho de los problemas que conllevan los apartamentos turísticos en las grandes ciudades. Y es muy cierto que una gran cantidad de apartamentos turísticos sin regulación alguna puede llegar a suponer una intromisión en el sector hotelero. Por eso los ayuntamientos están publicando normativas para controlar el fenómeno del turismo barato.

Este tipo de turismo barato, que suelen buscar los jóvenes para emborracharse y montar jaleo, no es el turismo que genera beneficios para la sociedad. Mas bien crea problemas sociales entre aquellos que lo generan y los que los tienen que soportar, que por cierto son los que más sufren con todo.

En ciudades como Mallorca o Barcelona, existen una serie de normas que obliga a los apartamentos turísticos a seguir una serie de normas. En primer lugar es que este tipo de apartamentos tributan en renta, y en segundo lugar, se obliga a registrarse para poder acoger turistas de manera legal.

Esta es una manera de regular un tipo de turismo que es beneficioso cuando se hace de manera correcta, ya que suele atraer más gasto de los turistas porque las estancias son más largas. De esta manera, alquilar un apartamento puede ser algo beneficioso también para el dueño, que ve como obtiene unos ingresos de unas propiedades que no están ocupadas.

En el artículo de hoy vamos a hablar precisamente de los principales consejos que se tienen que llevar a cabo para poder alquilar con éxito apartamentos turísticos. Una máxima que tendremos que tener en mente es que hay que publicitarse en Internet, donde nos valorarán los clientes, por lo que no se puede fallar en aspectos esenciales como la limpieza o el funcionamiento de los electrodomésticos.

Consejos para tener éxito

En primer lugar, tienes que establecer el precio más adecuado. No hay una ley universal para establecer el precio de un alojamiento vacacional, sin embargo, hay varias pistas que te ayudarán a establecer el precio correcto. Para saber en qué rango de precios se mueve tu provincia has un pequeño estudio de mercado con los alojamientos de tu zona. Compara es clave. Establece precios según temporadas y según la cantidad de tiempo reservado. Al viajero le compensará y tú te asegurarás un periodo mayor de ocupación con un mismo inquilino (ajustar precios para estancias más largas)

Presta atención a la logística. La limpieza y el mantenimiento de la casa son muy importantes. En sitios bastante turísticos hay empresas que pueden solucionar la entrega de llaves y la limpieza. Si en la zona no hay empresas de este tipo, busca una persona de confianza que pueda encargarse de la limpieza y de la entrega y recogida de llaves. Debes tener un contacto directo con quién se encargue de dichas tareas para poder subsanar cualquier cuestión que pueda surgir relacionada con el mantenimiento y la limpieza.

Que no te asusten los temas legales. Algunos procesos legales pueden parecer pesados en un principio, pero comprobarás que los básicos puedes resolverlos en poco tiempo. De acuerdo a la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) puedes destinar una vivienda al alquiler vacacional de forma ocasional. Recomendamos firmar un contrato de alquiler vacacional y reflejar los ingresos en la declaración del IRPF. Si ejerces la actividad de forma habitual, lo mejor es inscribir el alojamiento como apartamento turístico en las Consejerías de Turismo de cada Comunidad Autónoma. Existen seguros especiales para las casas de vacaciones. Es mejor afrontar la legislación que actuar bajo su sombra.

Utiliza internet como tu mejor aliado para conseguir clientes. El sector del alquiler vacacional no es nuevo, ni mucho menos, pero con Internet está viviendo una auténtica revolución. Los turistas ya no buscan alojamientos en guías ni en periódicos. Lo hacen en Internet. Haz que tu anuncio en Internet sea competitivo y muy visible. Centra tus esfuerzos económicos en conseguir que tu anuncio en Internet sea atractivo para los turistas, lo que implicará ser rápido contestando.

Por último, cuida a tus inquilinos antes, durante y después de su estancia. Da más de lo que esperan. Un inquilino satisfecho no dudará en recomendar tu alojamiento a todo el mundo. Lo puede hacer hablando con su pequeño círculo de amigos o publicando un comentario positivo sobre tu alojamiento en Internet ante una audiencia masiva.

Si todo esto te parece excesivo, existe otra opción, que es la de contratar una empresa para que te asesore y gestione el alquiler turístico. Room to Rent es una empresa que ofrece servicios de gestión de alojamientos turísticos en Madrid y Sevilla, que se encarga de todo lo necesario para que puedas alquilar el apartamento de la manera más sencilla.