1 diciembre, 2017
El equipamiento farmacéutico, una gran ayuda para el profesional

El equipamiento farmacéutico, una gran ayuda para el profesional

Aquellas boticas de antaño, con sus tarros cerámicos esmaltados tan bonitos, con frascos de cristal de diversos colores con sus respectivas etiquetas escritas con una letra clara, elegante y con preciosos diseños decorativos, con los morteros destinados a moler las hierbas y los demás componentes de las medicinas, vitrinas y cajoneras de maderas nobles talladas a mano donde se guardaban los medicamentos han quedado atrás. Hoy el tipo de farmacia que impera es aquella con espacios modernos y rentables, que se consiguen con un gran mobiliario como el que suministra Expofarm, una empresa especialista en equipamiento farmacéutico que pone a disposición de sus clientes todos los artículos que su farmacia necesita, con el convencimiento de que la calidad de sus productos y la calidad del servicio post venta son inseparables, para lo que cuentan con un servicio técnico las 24 horas y un excelente nivel de servicio de atención al cliente, con más de 30 profesionales dispuestos a ofrecer un servicio eficaz, profesional y de cercanía.

Y es que el diseño y la distribución del mobiliario de una oficina de farmacia son fundamentales para buscar espacios de salud cómodos, eficaces y que faciliten el trabajo diario del profesional. Así, encontramos las nuevas cajoneras para medicamentos ideadas para conseguir una mejor visualización o la mejor distribución y almacenamiento posible del medicamento. En el mercado existe una gran variedad de modelos con cajoneras de distintas alturas o anchos, que a su vez se pueden regular con separadores dependiendo del tipo de almacenaje que se necesite.

Ahora bien, el sistema más avanzado de almacenamiento y dispensación de medicamentos va de la mano de los robots, puesto que dependiendo de las características de esta completísima herramienta de trabajo se permitirá atender desde farmacias pequeñas hasta grandes farmacias donde es posible automatizar prácticamente el 100% del trabajo, por lo que disponen de una amplísima serie de ventajas.

Entre estas, por ejemplo, se encuentra la seguridad, al reducir los márgenes de error, pues un robot nunca va leer mal una receta, del mismo modo que no leerá nunca mal un código de barras. También ayuda a aportar una mejor atención al paciente, posibilitando que el profesional dedique un tiempo y una atención especial a cada uno de sus clientes velando por su salud.

Este tipo de sistemas también ayuda a la realización de inventariado. Mediante la lectura del código de barras dará entrada a cada uno de los medicamentos, almacenándolos y procediendo a dar salida en el inventario cada vez que alguno de ellos se dispense, con lo que su control del stock en almacén es muy riguroso y exacto.

De esta forma también se puede hacer un control de la caducidad. En una farmacia este control es sumamente importante, pues tres meses antes de que caduque el medicamento ya no se puede dispensar. El robot realizará esta función al mismo tiempo que al dispensar un producto siempre elegirá el que tenga menos tiempo de vida.

Dónde comprar la tecnología más moderna para la farmacia

Expofarm, tras su gran experiencia, conoce perfectamente cuáles son las necesidades de una farmacia actual, donde además de medicamentos el cliente acude buscando consejos y soluciones para mejorar su estado de salud o su bienestar general, así, por ejemplo, con la instalación de un punto de salud el farmacéutico puede realizar los controles más básicos a un paciente, como puede ser medir los niveles de glucosa, colesterol, ácido úrico, tensión arterial, peso, altura, índice de masa corporal o hacer análisis de piel y de cabello.

Todo este material y las herramientas para llevar a cabo estas acciones que ponen en valor nuestro negocio de farmacia las podemos encontrar en la página web de la vendedora especializada Expofarm.