17 mayo, 2018
Así se hace una liposucción en una clínica estética

Así se hace una liposucción en una clínica estética

En los últimos años las clínicas estéticas han surgido como champiñones. Pero solo hay que echar un vistazo a Google para comprobar que nunca es bueno que salgan tantas. ¿Por qué? Pues porque muchas se aprovechan del momento y realmente no están preparadas para ofrecer unos buenos resultados ni asesoramientos.

Si en alguna ocasión estás en esta situación tienes que saber que se puede denunciar al Defensor del Paciente. Los pasos son los siguientes.

  • Comprobar que la clínica a la que acude está legalizada, esto se lo pueden confirmar en la consejería de sanidad de  la comunidad donde se resida. Es muy importante comprobar que tiene UCI y equipo de reanimación para cualquier intervención.
  • Conocer si el cirujano está especializado, esto se puede saber llamando a la sociedad de cirugía plástica reparadora y estética. Los colegios de médicos no sirven para esta información ya que el estar colegiado no es sinónimo de especialidad.
  • Cuando acudamos a una clínica nos debemos asegurar que nos atiende un especialista y no una comercial que lo que hará es convencernos de la operación, sin tener la calificación para aconsejarnos.

Si al final decidimos intervenirnos, no firmaremos ningún documento que nos diga que asumamos riesgos como la muerte, las infecciones, etc., nos darán una copia antes de firmarlo y cuando los hagamos pondrá lo que nos van a realizar como: nombres del equipo que va a intervenir, productos que nos van a poner marcas, garantías numero de lote fabricante, registro sanitario, etc.

  • Pedir por escrito los resultados que con la intervención vamos a obtener después de la intervención, no olvidemos que es un contrato de resultados.
  • Exigir fotos de antes y después, son tuya las pagas y un informe y el expediente de la intervención.
  • Tener derecho a mejorar el aspecto físico no significa perder la vida o quedar peor que estábamos antes de la operación, esto no se debe asumir  jamás.
  • Afortunadamente no todas son así, hoy queremos hablar de una empresa como Artestética, que es sinónimo de empresa de garantías.

Hoy nos queremos fijar en su liposucción, una de las operaciones que las españolas más realizan. Esta es su forma de trabajar. Esta cirugía corporal consiste en eliminar los acúmulos de grasa que estropean tu figura y que se resisten a las dietas y al ejercicio físico. La operación consiste en un minúsculo corte de unos 3 milímetros, en el que se introduce un pequeño tubo que rompe y aspira las células adiposas.

El proceso

Con la Liposucción, el cirujano tiene la posibilidad de remodelar el cuerpo del paciente eliminando el exceso de grasa en áreas localizadas. La liposucción o lipoescultura es una intervención de cirugía estética que permite remodelar la silueta en aquellas partes del cuerpo afectadas por una acumulación excesiva de grasa, que es extraída mediante unas finas cánulas conectadas a una máquina de vacío. Para introducirlas sólo se requieren unas incisiones mínimas, por lo que las posibles cicatrices serán prácticamente imperceptibles.

Se puede realizar bajo anestesia local, epidural o general, según la extensión y localización de las zonas a tratar. La liposucción permite obtener un resultado óptimo y definitivo en la medida en que las células grasas no tienen la capacidad de multiplicarse, por lo que los cúmulos no volverán a producirse.
 En esta empresa la cirugía corporal en un tiempo de entre 30 minutos y tres horas y la recuperación será inmediata para los casos de las pequeñas liposucciones y ligeramente mayor para los grandes.

Una vez realizada la operación de liposucción, se coloca una prenda compresiva que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal, que deberá llevarse durante unas cuatro semanas. Esta intervención no es un tratamiento de obesidad, ni para perder peso, sino que está destinada únicamente a corregir aquellas regiones corporales concretas que presentan cúmulos grasos localizados. Los resultados de una liposucción son generalmente satisfactorios.

Como puedes comprobar es una forma muy segura de trabajar y con todas las garantías. Como te decíamos al comienzo del artículo, las empresas de estética tienen que dejarlo todo muy claro, ser grandes profesionales para después no tener que lamentar situaciones como estos casos que han ocurrido en España.